Temas:
 

Temas

Gallos de Pelea.

Comenzó a pintar estos animales en los años setenta, y en una Convención de Médicos Oncólogos donde entregó dos pinturas de gallos para caridad, durante la subasta, se vendieron ocho cuadros más de gallos.

“Los pinta por su plumaje, su fiereza y gallardía. Los pinta porque no ceden, porque son valientes ante la vida.”

A los gallos los retrata peleando, en acción, viéndoles defender su honor, y las pinceladas conllevan igual fiereza: son libres, directas y apasionadas; no permiten ningún error o titubeo. Su trazo es limpio, oriental en el manejo del pincel, quedando vivas las imágenes en lo inmaculado del papel.

Ilustraciones

En Nueva York, recién casada, se dedica al trabajo de ilustración. Trabaja para Norcross, Doehla y Charmcraft diseñando tarjetas de felicitación.

Ilustra varios libros para adolescentes trabajando para Abelard Schuman,
W.W.Norton y para Doubleday. En Costa Rica la Librería Lehmann la contrata para la serie de Música del Lenguaje de Nora de Chacón, el libro de la vida de Talía Rojas, Maestra Rural y los cuentos de Delfina Collado: La Vaca que se comió el Arco Iris. La Editorial Costa Rica le da a ilustrar los cuentos de Marcos Retana en: La Chócola.

 

Retratos

Le gusta pintar a las personas en su ambiente, dentro de un entorno que hable de su personalidad. Observa al sujeto a veces por toda una sesión, entablado una conversación que le permita conocer un poco de su personalidad antes de comenzar el retrato. No le gustan las fotografías para realizar su obra. Prefiere verlas personalmente.

Ha pintado mujeres y niños en la difícil técnica de la acuarela que no permite retoque. Los hombres prefiere hacerles al óleo para darles más fuerza y contraste.

Pinta desnudos de mujer, muchos inspirados en las mitologías Griegas y en el poeta Ovidio; otros como figuras que se asoman dentro del ambiente en una serie que llama Metamorfosis.

Paísajes 

Cada paisaje la renueva y por eso le gusta viajar, pues cada lugar tiene su forma y estilo, su personalidad fuerte o solaz. Estudia la vegetación con el ojo de un botánico, el mar con la pasión del marino, y los campos de florerillas con el detenimiento y cuidado minucioso del que se encanta tanto en las lejanías y el movimiento de las nubes, como de las grandes flores en un primer plano.

 

Formas de Pago

Envío y Seguros

Condiciones de Venta

Todos los Derechos Reservados Cristina Fournier Beéche